El objetivo del artículo es presentar las primeras etapas de un proyecto de desarrollo comunitario, las dificultades que se presentaron y las acciones que se implementaron para poder establecer las bases para desarrollar una relación de intercambio fluída y de crecimiento entre los actores sociales de dos comunidades con las que se pretendía trabajar.

El Lugar:

Barrio San Blas, municipio de San Miguel, Provincia de Buenos Aires. El proceso comenzó a principios del año 2009 por inquietud e iniciativa de un grupo de particulares que formamos una agrupación civil llamada Espacio Social. Se decidió trabajar con una población recientemente instalada en la periferia sudoeste del municipio de San Miguel de la Provincia de Buenos Aires, en la localidad de Bella Vista en un territorio que pertenecía al partido de Hurlingham. Por reencausamiento del Río Reconquista dicha extensión pasó a formar parte del partido de San Miguel por el desplazamiento de ese límite geográfico. En esa nueva extensión comenzó a instalarse una población de inmigrantes mayormente paraguayos y bolivianos que realizan trabajos relacionados con la construcción, la mayoría, sin contrato legal de trabajo. Allí, se formó el nuevo barrio San Blas que limita con el barrio Obligado y con el Río Reconquista.

Ver el documento completo de la presentación en el Encuentro de Psicología Comunitaria de la UBA